APUNTES DE PATRIMONIO CONTRA EL CONFINAMIENTO #21
DIA INTERNACIONAL DE LOS MONUMENTOS Y SITIOS 2020: PATRIMONIO COMPARTIDO

DIA INTERNACIONAL DE LOS MONUMENTOS Y SITIOS 2020: PATRIMONIO COMPARTIDO

Desde 1982, cada 18 de abril se celebra el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, convocado por el ICOMOS, Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, dependiente de la UNESCO.

Según la organización, en esta ocasión el tema elegido es Culturas Compartidas, Patrimonio Compartido, Responsabilidad Compartida, para reforzar así la idea de unidad global, especialmente frente al brote mundial de Covid-19. Una reflexión no solo sobre las relaciones entre las distintas culturas, sino también sobre la responsabilidad colectiva: la protección de los valores patrimoniales culturales.

El concepto de patrimonio compartido es intencionadamente provocador, ya que incide en diversas contradicciones. A lo largo de la historia, los intercambios culturales que han tenido lugar entre culturas y sociedades han sido a veces compartidos y a veces impuestos. Como consecuencia, las manifestaciones culturales producto de estos intercambios pueden quedar protegidas desde el consenso o hallarse en riesgo a causa de las discrepancias. Incluso cuando se alcanza el consenso sobre el valor patrimonial de un bien, y la necesidad de su conservación, no siempre se comparte el modo y el alcance de dicha protección.

Desde l’Alcora queremos sumarnos a la iniciativa presentando la REAL FÁBRICA DEL CONDE DE ARANDA como ejemplo de Patrimonio Compartido y en proceso de recuperación. Una recuperación que comenzó a fraguarse en octubre de 2016, con la compra de la primera parcela del inmueble por parte del Ayuntamiento de l’Alcora, y que desde entonces ha ido sumando adhesiones de instituciones públicas, entidades, asociaciones, empresas y, lo que es más importante, el conjunto de la sociedad, con mención especial a la comunidad educativa local y comarcal, vigilante y proactiva, que garantiza la rentabilidad social y cultural del edificio en el futuro.

La Real Fábrica, catalogada como Bien de Interés Cultural con la categoría de Sitio Histórico, comienza ya a ser una realidad en el contexto sociocultural de l’Alcora. Poco a poco, a través de pequeñas acciones o proyectos de mayor calado, está afianzando su condición de patrimonio de todos, de PATRIMONIO COMPARTIDO.

La Real Fábrica, y por extensión el patrimonio cerámico en su conjunto, es la suma de la aportación de muchas generaciones, que a través del esfuerzo colectivo y compartido han generado una identidad propia y un espíritu abierto e internacional. Ya en el momento de su fundación, se comenzó a forjar el carácter plural de la sociedad alcorina con la llegada de maestros, operarios y comerciantes extranjeros o de otras partes del país. El producto, la preciada loza que salía de sus hornos, llevó el nombre de l’Alcora fuera de nuestras fronteras como sinónimo de calidad y distinción, siendo objeto de coleccionismo desde finales de siglo XIX, y reunida hoy en las colecciones de grandes museos de todo el mundo. Incluso algunos pintores naturales de l’Alcora (Vicente Álvaro Ferrando y Cristóbal Pastor) tuvieron el privilegio de realizar una estancia formativa en París entre 1786 y 1788.

Con la paulatina industrialización del sector y la necesidad cada vez mayor de mano de obra, l’Alcora experimentó diversas fases de potente crecimiento demográfico (especialmente en las décadas de 1960 y 2000), hasta dar como resultado una sociedad heterogénea, abierta, igualitaria e inclusiva, con el 52,72% de sus habitantes nacidos fuera del municipio (https://www.foro-ciudad.com/castell…/alcora/habitantes.html…). Todos ellos son protagonistas, propietarios, responsables y garantes del futuro del PATRIMONIO CERÁMICO COMPARTIDO que tiene como punta de lanza la Real Fábrica del Conde de Aranda. Retomando las palabras del ICOMOS, a lo largo de la historia, los intercambios culturales que han tenido lugar entre culturas y sociedades han sido a veces compartidos y a veces impuestos, y como consecuencia, las manifestaciones culturales producto de estos intercambios pueden quedar protegidas desde el consenso o hallarse en riesgo a causa de las discrepancias.

Sigamos en la línea del COMPARTIR y de buscar el consenso, porque en estas ideas está la clave del éxito de un proyecto tan crucial para el futuro de l’Alcora.
23 sql / 4 sqlseo / 0.05521798s.