APUNTES DE PATRIMONIO CONTRA EL CONFINAMIENTO #10
MOLINO DE JAULA

MOLINO DE JAULA

A lo largo de casi trescientos años de historia, la Real Fábrica tuvo un gran número de sistemas de molienda de materias primas. En 1729 se deja constancia en la documentación de la existencia de una "machina que purifica la losa", compuesta por dos ruedas con manillas, servida de agua por un canal y que era movimentada por cuatro hombres. En 1730 aparecen las primeras referencias a los molinos hidráulicos de 4 pares de muelas situados en la planta subterránea paralela a la acequia mayor, llegando con el tiempo a 18 conjuntos de muelas.
Esta zona actualmente está colmatada y podrá ser recuperada en próximas excavaciones.

En tiempos de sequía también se emplearon tahonas de sangre y cómo no, había molinos de mano y rublones.

En 1871, llegará la primera gran innovación con la instalación por parte de los Girona de una máquina de vapor de los hermanos Alexandre. A través de la documentación sabemos que hizo funcionar molinos de arcilla y harina.
Alrededor de los años 60 del siglo pasado las fábricas de azulejo sufrieron una gran reconversión industrial, en parte debida a la gran demanda propiciada por el II Plan Nacional de la Vivienda (1960-1965).

Entre otras mecanizaciones una de las más destacadas será la trituración de las arcillas y su posterior humectación. Abandonándose procesos mucho más lentos y manuales como por ejemplo la vía húmeda en balsas o la humectación con el proceso de elaboración de "pan".

La Real Fábrica conserva un de estos molinos completo distribuido en 3 estancias en las que se realizaba el proceso completo de preparación de la arcilla previa al prensado:
• En la planta sótano de dos alturas estaba el granero, cintas transportadoras de la arcilla, el molino (a falta de abrir la carcasa, pensamos que es de barrotes) y el tamiz horizontal vibratorio con sus respectivas cañas.
• En la planta 2, el humectador y mecanismo de dosificación de las tolvas de las prensas.
• En la planta 1, los graneros de tierra humectada, cañas y elevadores de cangilones y tolvas de las prensas.

Todo el sistema funcionaba con energía eléctrica.

El tamiz del molino de la Real Fábrica es vibrante. Al menos, sabemos que en l'Alcora también había otros con sistema de martillos, como el que tenía la alfarería de los hermanos Nomdedéu.

No conservamos ninguna prensa que complete el proceso, pero esperamos recuperar alguna con el tiempo.

Gran parte del conjunto está realizado en madera, destacando los elevadores mecánicos de cañas de madera, las diferentes poleas y la máquina completa de tamizado.
  • Vista parcial del mecanismo del molino de barrotes (foto: Museu de Ceràmica de l'Alcora)
  • Vista parcial del mecanismo del molino de barrotes (foto: Museu de Ceràmica de l'Alcora)
  • Planta subterránea del molino. Granero y cintas transportadoras (foto: Museu de Ceràmica de l'Alcora)
  • Planta subterránea del molino. Granero y cintas transportadoras (foto: Museu de Ceràmica de l'Alcora)
  • Sótano. Máquina de tamizado (foto: Diana Sánchez Mustieles)
  • Sótano. Máquina de tamizado (foto: Diana Sánchez Mustieles)
  • Planta 2. Zona de alimentación de prensas, al fondo habitación del humectador (foto: Diana Sánchez Mustieles)
  • Planta 2. Zona de alimentación de prensas, al fondo habitación del humectador (foto: Diana Sánchez Mustieles)
  • Planta 1.Sala de prensas. Cañas protectoras de los elevadores de cangilones. Al fondo habitaciones-granero (foto: Diana Sánchez Mustieles)
  • Planta 1.Sala de prensas. Cañas protectoras de los elevadores de cangilones. Al fondo habitaciones-granero (foto: Diana Sánchez Mustieles)
  • Molino de barrotes de la alfarería de los hermanos Nomdedéu (foto: Marti Bosch Paus, agosto 1990)
  • Molino de barrotes de la alfarería de los hermanos Nomdedéu (foto: Marti Bosch Paus, agosto 1990)
23 sql / 4 sqlseo / 0.05364799s.